Frutos del bosque saludables y antioxidantes a diario

adelgazar alimentacion Comida Todos los posts vida sana

Poco a poco van viéndose más en los mercados

Tendemos a pensar en los frutos del bosque o bayas silvestres como un capricho o dulce al inicio de la jornada, o como postre después de comer o cenar, pero ¿Por qué limitarse?

Cuando la temporada de los frutos del bosque está comenzando (y a un precio sensacional en los mercados), ¿Por qué no mezclarlos con los cereales de la mañana, müesli, tartas o demás productos horneados, o bien añadirlos en sopas, ensaladas, salsas y hasta vincularlos con quesos salados y otros snacks para un aperitivo inesperado?  

Frutos del bosque saludables y antioxidantes a diario

Los frutos del bosque ofrecen mucho más que una fruta de verano y nos ofrecen una gran versatilidad (tanto en la cocina como en nutrientes).

Las moras (excelentes frutos del bosque) son ricas en vitamina C y manganeso.

Los arándanos son ricos en vitamina C, vitamina K y manganeso y una buena fuente de fibra dietética. Las frambuesas son ricas en vitamina C, manganeso y fibra dietética…  (Todas ellas SON UNA BUENA FUENTE DE FIBRA SOLUBLE DIETETICA).

Elegid frutos del bosque que sean firmes, secos y tengan un color uniforme. Debido a que son altamente perecederos, deben comerse al tiempo (de comerlas) o congelarlas poco después de su compra.

Las cualidades gustativas y medicinales de los frutos del bosque y especialmente de las bayas rojas, como la grosella, el mirtillo y la frambuesa, son famosas desde la antigüedad. No sólo tienen un sabor delicioso, sino que son también fuente de belleza para la piel y para la salud.

Contienen vitaminas, minerales y antioxidantes, entre los que cabe destacar las antocianinas (flavonoides) que son las que les proporcionan esos colores rojizos tan peculiares.

Frutos del bosque y bayas rojas saludables y antioxidantes a diario

El arándano, la frambuesa, la fresa, la cereza, la grosella…Son solo algunos ejemplos de los sabrosísimos frutos rojos, su tono rojo pasión les aporta unas determinadas características y cualidades irresistibles que se asocian a la presencia de diversas sustancias que dan lugar a la prevención cardiovascular y al antienvejecimiento. Bodega de los Secretos, y yo misma os desvelamos, siete motivos (anque hay muchos más)  por las que los frutos del bosque no deben faltar en la lista de la compra diaria:

  • Propiedades antioxidantes. Los flavonoides, compuestos bioactivos presentes en los frutos rojos y que intervienen en las propiedades sensoriales de estas frutas, tienen una alta concentración de antioxidantes, muy beneficiosos para el organismo.
  • Cuidan de la piel. Como se he dicho anteriormente, los frutos rojos, al poseer gran cantidad de antioxidantes, hacen que se combatan los radicales libres responsables de la degeneración celular y, por tanto, el envejecimiento de la piel.
  • Cuidan del corazón. Estos frutos son muy buenos para el corazón, ya que contienen altas cantidades de polifenoles, flavonoides y antocianinas. Diversos estudios han atribuido a estos componentes propiedades preventivas en la salud cardíaca y coronaria.
  • Gran cantidad de vitaminas. Los frutos rojos son una gran fuente de vitaminas. Por ejemplo, las fresas son ricas en vitamina C y B, los arándanos en C, y las moras en C y E, además de estar repletas de diferentes minerales como el potasio, el calcio, el hierro o el fósforo.

Algunos de ellos, como los arándanos, se utilizan como tratamiento para diferentes enfermedades urinarias y, además, sus propiedades antioxidantes los hacen protectores de las capacidades cognitivas y de la vista.

Frutos del bosque y bayas rojas saludables y antioxidantes a diario

Otros, como las moras, ayudan a reducir el colesterol “malo” (cuando las lipoproteínas de baja densidad transportan el colesterol desde el hígado a todas las células del cuerpo, y si está en exceso, puede provocar que este se acumule en las paredes de las arterias) y a aumentar el “bueno” (cuando las lipoproteínas de alta densidad transportan el colesterol de las arterias hasta el hígado para ser eliminado). Además, mejoran la circulación sanguínea.

Las fresas poseen un bajo índice glucémico, por lo que las dietas de enfermos de diabetes las aceptan bien. Además, las fresas aportan una gran cantidad de agua al organismo, por lo que ayudan a eliminar los líquidos. También colaboran en la regulación del azúcar en sangre.

¿Os parece poco? Bienvenidos al festival de color, sabor y salud con los frutos del bosque, rojos o morados….

Share