Beneficios de envejecer en tu propia casa

dietas vida sana

Envejecer en la propia casa es uno de los grandes deseos de la población. Según una encuesta reciente el 75% de los adultos mayores planean vivir sus días en su hogar actual. Contar con el servicio de ayuda a domicilio profesional en Joyners puede ser una decisión clave para  que ese sueño se haga realidad.

Envejecer en casa es una opción atractiva. En lugar de mudarse con la familia o pagar una residencia, es posible prepararse el futuro reduciendo o modificando su hogar actual para satisfacer las necesidades cambiantes.

Es posible hacerse mayor de un modo saludable y envejecer en la propia casa aporta numerosos beneficios para el bienestar de nuestros mayores:

Opción segura y saludable

Nuestro hogar es donde nos sentimos más seguros y protegidos. Vivir independientemente en el hogar es una opción segura y saludable para las personas mayores.

Mientras la casa esté equipada con los dispositivos adecuados, el envejecimiento en casa es una opción segura y saludable.

Permite a los mayores mantener su independencia

Viviendo en casa la gente mayor controla sus propias vidas y estimulan la participación significativa en el entorno más cercano.

Pueden marcar sus rutinas y tener su vida planificada acorde a sus deseos y apetencias.

Familiaridad y comodidad

Por lo general, nos conectamos profundamente con los lugares de nuestras vidas, y tener que abandonar la familiaridad de un hogar puede ser irritante y estresante para las personas mayores.

Al tener que cambiar la rutina normal para adaptarse a un lugar nuevo, las personas mayores pierden rutinas y tienen que aprender y reconocer otras.

Permite a las personas mayores estar cerca de sus seres queridos

Estar cerca de sus seres queridos es una alta prioridad para muchas personas mayores, y a menudo también para sus seres queridos. Viviendo en una residencia las  visitas se limitan, y las personas mayores pueden sentirse solas o desplazadas cuando se separan no solo de su hogar, sino también de su familia.

Envejecer en casa permite a los miembros de la familia ayudar o pasar el rato a su antojo, y permite a los residentes mantener otras relaciones sociales, como la amistad con los vecinos. Las visitas frecuentes de niños, nietos y otros parientes o amigos pueden ser justo lo que una persona mayor necesita para mantenerse feliz.

Solución mucho más rentable

Lo más importante es el bienestar y la felicidad de los mayores pero no podemos obviar los costos de soluciones externas a una casa.

Por encima de todo, el costo de residencias de ancianos y otras instalaciones suman cifras elevadas. Por ejemplo, el costo de instalar cuatro dispositivos de movilidad en el hogar es drásticamente inferior a un año en una residencia de ancianos.

Envejecer en el hogar permite que las personas de la tercera edad continúen con el estilo de vida que elijan con la seguridad que necesitan, la independencia que merecen, la comodidad que disfrutan y la familia que aman. Se consiguen todos los beneficios mentales, físicos y emocionales deseados.

Share