Espirulina, un alga antioxidante y para adelgazar

actualidad adelgazar alimentacion bienestar Comida salud Todos los posts vida sana

Hoy vamos a hablar sobre un súper alimento (la definición suena divertida), y en concreto hablaremos sobre la espirulina, una alga unicelular (lo que hace que no la podáis comer en hoja en ensalada por ejemplo) pero cuya riqueza en nutrientes le confiere un gran valor nutricional, siendo un excelente complemento en dietas para adelgazar, en estados de decaimiento, desnutrición, estrés o ansiedad, o hasta para evitar la caída del cabello ahora que estamos en pleno cambio estacional hacia el verano. ¿Y cómo debemos tomarla entonces?

Muy sencillo. Habitualmente la encontraréis en polvo lista para ser mezclada en yogures, batidos, zumos o hasta como toque de color a recetas “verdes” (desde pasteles a salsas o cremas) así como en cápsulas listas para tomar, en parafarmacias y tiendas de dietética.

Pero vayamos a conocer un poco más sobre su historia y como se ha ganado su merecida fama:

La espirulina se multiplica en aguas naturales en medio alcalino y fue descubierta por primera vez en lagos mejicanos, pero en la actualidad ya se cultiva en varios países. Tiene forma de espiral (de ahí su nombre), y es de color azul verdoso por la presencia de clorofila que le da el color verde y de ficocianina, pigmento que le da el color azulado (ambos dos potentes antioxidantes) igual que otras algas de las que ya he hablado a veces.

Los nativos de Méjico en el siglo XVI ya recogían algas del cercano lago Texcoco, las maceraban y hacían con ellas pastelitos que sabían a queso. En 1964 el botánico belga J. Leonar vio galletas de color verdiazul en los mercados populares de la región de Kanm (actualmente en la República de Chad). Estas galletas, que los nativos llamaban dihé, estaban confeccionadas con algas procedentes de las lagunas alcalinas que rodean al lago Chadm y eran un alimento muy preciado entre la población local.

Tras examinarlos con microscopio, Leonar descubrió que el dihé estaba compuesto por filamentos espirales de un alga llamada espirulina. Cuando volvió a Bélgica, Leonar y su colega P. Compete descubrieron que el dihé era una fuente que constituían hasta un 79% de su peso en seco. Investigaciones posteriores realizadas en Japón, Italia, Mejico y Francia confirmaron que la espirulina posee un alto contenido en proteínas, incluso superior a la soja.

La proteína pura de la espirulina contiene metionina, triptófano y otros aminoácidos en concentraciones similares, si no superiores a las de la caseína, (principal proteína de la leche) y sin sus efectos negativos de digestivilidad, intolerancia y alergia. (Ideal para veganos e intolerantes a la leche por ejemplo)

Actualmente podemos encontrarla en tiendas y secciones de dietética y herboristería, en polvo, cápsulas o tabletas, o bien mezcladas en pasta, galletas, sopas y hasta en batidos o smothies verdes.

Es rica en vitaminas del grupo B, beta caroteno (pro vitamina A), y minerales. Pero también tiene muchos otros beneficios para la salud. Veamos:

Tiene un alto poder de vitaminas y activos antioxidantes, lo que lo confiere en una arma capaz de contrarrestar la formación de radicales libres.

Ayuda al desarrollo muscular. (gracias a su contenido en aminoácidos)

Es un buen suplemento para personas con desgaste físico e intelectual. (por su riqueza nutricional)

Es un nutriente para el cerebro y útil en alteraciones de la memoria. (por su contenido en minerales y fitonutrientes)

Contribuye a aumentar los rendimientos escolar y deportivo en niños y adolescentes. (Por su contenido en triptófano y aminoácidos)

Es un excelente complemento para atlteas (¡Atención deportistas, runners, ironmans, nadadores, crossfiteros y similares!).

Tiene propiedades antirreumáticas, anti infecciosas y antimicrobianas. 

Ayuda a regenerar la piel, evitar las arrugas y su envejecimiento.

Es un excelente complemento anti-edad. (Por todo lo mencionado anteriormente)

Y como he dicho antes, se utiliza como complemento en regímenes estrictos de adelgazamiento, así como en casos de desnutrición y convalecencia.

¿Y vosotros? ¿Habíais oído hablar de la espirulina? ¿La habéis tomado alguna vez? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share

1 comentario sobre «Espirulina, un alga antioxidante y para adelgazar»

  1. Muy buen artículo sobre la espirulina!
    Yo la tomo desde hace años y la verdad que me va muy bien! La encuentro en Ecospiruline porque dicen que está dishidratada a baja temperatura para preservar todas sus propiedades y la verdad que me va fenomenal!
    Saludos y gracias otra vez!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.