De la misma manera que es necesario hacer ejercicio aeróbico para mantener el organismo en forma y quemar calorías de una forma más rápida, es conveniente practicar habitualmente algún tipo de ejercicio anaeróbico para dar fuerza y tonificar el cuerpo, evitar la flacidez, eliminar la celulitis y modelar la figura. O sea que aunque os hayáis apuntado a la “fiebre runner” es conveniente que hagáis algún otro tipo de entrenamiento combinado para ganar fuerza, potencia y resistencia en la carrera. (Y evitar lesiones).

Anaeróbico, al contrario que aeróbico, significa “sin presencia de oxigeno”. Por consiguiente, los ejercicios aeróbicos, se denominan a aquellos que emplean un proceso metabólico que tiene lugar sin la  presencia de oxígeno.

Los ejercicios anaeróbicos comprenden una serie de actividades físicas breves pero intensas, basadas en la fuerza y/o la velocidad. Tonifican al músculo, y el aumento de la capacidad de resistencia.

Algunos de los ejemplos más populares de ejercicio anaeróbico son el levantamiento de pesas, los ejercicios abdominales, las sentadillas, y en cuanto a velocidad, los sprints de carreras de velocidad.

Cuando hablamos de alguien que levanta pesas habitualmente, seguro que os viene a la memoria, u os imagináis a una persona con una musculatura exagerada, ¿Me equivoco?

Pues nada más lejos de la realidad. Hay actividades deportivas como el Body Pump, consistente en una serie de ejercicios de fuerza o tonificación mediante la ayuda de una barra y discos de peso al compás de una coreografía, siendo una manera divertida de trabajar las cadenas musculares, evitar la flacidez y quemar calorías al mismo tiempo.

Otras actividades de tonificación muscular que podéis practicar en un centro deportivo o gimnasio son:

TBC (Total Body Conditioning): Consiste en una sesión de entrenamiento global del cuerpo que combina ejercicios de tonificación y cardiovascular.

GAP (Glúteos, Abdominales, Piernas): Es una clase de trabajo localizado para tonificar y modelar Glúteos, Abdominales y Piernas.

CROSSFIT: En esta disciplina y dependiendo de la sesión se combinan ejercicios de fuerza, tonificación y cardiovascular a niveles de alta intensidad).

TRE: (Training Resistance Extreme): Es lo más novedoso en cuanto a ejercicios de tonificación. La sesión de TRX se realiza en suspensión, aportando un valor añadido en comparación con el simple protocolo del ejercicio de fuerza convencional. ¿Por qué? Porque cada ejercicio del entrenamiento en suspensión desarrolla la fuerza funcional, tonificando la musculatura, al mismo tiempo que se mejora la flexibilidad, el equilibrio y la estabilidad del cuerpo. (Ya le dedicaré un post a ello).

¿Y vosotros? ¿Practicáis ejercicios de tonificación? ¿Cuáles? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share