Mucho se ha hablado hasta ahora sobre depilación láser y es que, sobretodo en el caso de la mujeres, aunque cada vez haya más hombres, la depilación se hace casi obligatoria cada cierto tiempo. Una de las preguntas más frecuentes sobre este tema es si la depilación láser definitiva existe o dónde acudir para asegurarse los mejores resultados. Algo que nunca hay que olvidar es que será clave el ponerse siempre en manos expertas (como ocurre con el caso de la Clínica Dermasana) de lo contrario se pueden lamentar las consecuencias.

Empecemos por el principio, ¿qué es la depilación láser? ¿en qué consiste? Se trata de una técnica basada en la aplicación de luz intensa y selectiva con la que se consigue atravesar las estructuras del organismo sin dañarlas y concentrarse en aquellas que tengan un color negro. Es decir, que se produce una fototermólisis selectiva atacando, directamente, a la raíz del pelo. Es este uno de los aspectos por lo que el contar siempre con profesionales es clave. Si este método lo aplica una persona experta no hay nada de qué preocuparse porque tan sólo la raíz se verá perjudicada (lo cual es el objetivo) y nada más.

No es una panacea pero ofrece excelentes resultados

Basta con buscar ‘depilación láser Madrid’ o cualquier otra ciudad para ver que la oferta en este campo es más que amplia. Pues bien, aunque haya centros que prometan eliminar el vello al 100% hay que desconfiar de esto. La depilación láser puede acabar con un importante porcentaje del mismo pero suele ser habitual que después de las sesiones se aprecie algo de vello nuevamente. Eso sí, éste suele aparecer mucho menos, con menos fuerza y más claro.

La ventaja es que si una persona recurre a la depilación láser una vez completadas las sesiones que requiera (cada persona es distinta y combine ver los casos de forma particular) después sólo requiere alguna de mantenimiento a largo plazo por lo que es un sistema de lo más cómodo.

La depilación láser es rentable

Sí, si se observa la depilación láser en comparación a otros métodos de depilación (como puede ser la misma cera o la cuchilla) puede parecer, en un primer término, que la depilación láser es más cara pero esto no es así. Para empezar hay que tratar de ver a ésta como algo más a largo plazo. Se trata de una inversión que acaba por ser más que rentable porque ya no hay que gastar más dinero después y, sobretodo, tiempo. Como dijimos, una vez eliminado la mayor parte del vello, después tan sólo será una cuestión de hacer alguna que otra sesión de mantenimiento.

Y aunque algunas personas piensen que hay zonas del cuerpo que no se pueden tratar, esto no es así. No hay ninguna en la que no se pueda aplicar. El único ‘pero’ que se puede poner es el que el pelo a tratar debe contener un nivel mínimo de melanina y es por esta razón por la que en el caso de personas que cuentan con un vello muy claro o rubio siempre será mejor analizar hasta qué punto esté método les puede ser útil porque es muy posible que, cuanto menos, requieran de más sesiones.

Share