Las reglas de maquillaje no son las mismas para todas las edades, de igual manera que tampoco lo son para todos los tipos de piel, forma de rostro y detalles que pueden marcar más o menos el fracaso en un acabado a cierta edad.

Y mira que no me gusta hablar de diferencias de edad en ningún tema, ya que la edad se tiene en el corazón (o en el alma) pero quieras o no, la flacidez y las arrugas que se aposentan caprichosas en los rostros a partir de los 45 y más marcados sobre los 50, no son ninguna tontería a dejar de tener en cuenta. Por eso, mi máxima es MENOS ES MAS.

Con la edad, el maquillaje debe ser más cauteloso, minimalista y preciso. No todo vale. A no ser que quieras parecer una muñeca pepona arrugada. (Quizá estoy exagerando un poco, pero algo de cierto hay en ello).

Sueles asegurar que no volverías a tus 20, y lo dices en serio (por lo menos en cuanto a un rostro fresco, terso y sin arrugas ni flacidez). Y que conste que el botox, ácido hialurónico y demás maravillas de la nueva era pueden funcionar muy bien, pero no le devolverán al rostro esa juventud natural cuando se es veinteañero.

Pero dejemos de ser pesimistas, y centrémonos en todo lo positivo que se adquiere con la edad y la experiencia… y si a se le añadimos las sugerencias de LOLA Make Up y los consejos de Cristina Santigosa, e-marketing manager de la marca y maquilladora, nuestro rostro lucirá maravilloso siempre, siempre siempre…

Vamos allá.

Primera regla de oro:  Extra de hidratación

(Y yo le añado, sí, hidratación mucha, pero sin “peso”. Las fórmulas ligeras son las que mejor funcionan para evitar el ovalo caído y la flacidez).

A partir de los 50 se hace imprescindible la hidratación por exceso”, puntualiza Cristina Santigosa, e-marketing manager de LOLA Make Up y maquilladora.La piel no retiene tanto el agua y por eso es importante el uso de tratamientos y maquillajes con Ácido Hialurónico, que ayuda a retener la humedad de la piel y previenen la deshidratación. En LOLA hemos incorporado recientemente una BB Cream con Ácido Hialurónico, un producto tres-en-uno con un tono muy suave que suaviza las manchas y difumina el tono de la piel (y además incorpora SPF20)”.

Segunda regla de oro: Ve hacia la luz

No estoy diciendo que vayas a encender todas las bombillas de tu casa ni que busques una ventana con claridad. No hablamos de esa luz, aunque no está de más aplicarse el maquillaje en un lugar en dónde haya una gran base de luz natural para así poder ver el resultado real del maquillaje (no es lo mismo los focos o fluorescentes del cuarto de baño o tocador)

Cristina nos recomienda el uso de una prebase iluminadora, que además de fijar el maquillaje, ilumina la piel y da un aspecto más relajado. También es recomendable el uso de iluminadores, correctores fluidos de larga duración y bases ligeras que no sean mates. A esa LUZ se refería MOLA Make up.

Tercera regla de oro: Busca un tono equilibrado

En cuanto a los tono, claros y neutros. Normalmente una ya ha experimentado con los tonos y sabe lo que le favorece (y si no es el caso, nada mejor que dejarse orientar por una experta en maquillaje). Pero ¡Ojo!, no hay que olvidarse de los rojos o los tonos intensos si dan comodidad y seguridad. Para el acabado, sugerimos también un equilibrio: ni muy brillante ni muy mate. En el punto medio está el equilibrio.

 

Cuarta regla de oro: Dosifica los polvos de sol

Y si no te hace falta no los utilices desde octubre a marzo. ¿Para qué? Los tonos muy bronceados ya no se llevan y a partir de los 50, es recomendable ser moderada con los polvos de sol puesto que pueden marcar las líneas de expresión y endurecer los rasgos en general.

Recuerda: menos es más.

LOLA  nos recomienda:

-BB Cream. P.V.P.: 16,90€.

-Prebase Piel Perfecta. P.V.P.: 16,90€.

-Barra de labios brillante 033 Honey Rose. P.V.P.: 11,50€

-Barra de labios brillante 037 Blushing Rose. P.V.P.: 11,50€.

¿Y vosotras? ¿Qué os parecen estos consejos? ¿Soléis utilizar mucho maquillaje? ¿O no? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog

Share