Baile deportivo, algo más que bailar

actualidad adelgazar belleza bienestar cosmeticos Deportes gimnasia salud Todos los posts vida sana

He hablado muchas veces sobre los beneficios de bailar. En todas las edades: de la adolescencia a la madurez. El baile no tiene edad. Se ha demostrado que es una manera muy saludable de hacer deporte al mismo tiempo que hay una relación con más gente.

Hay muchísiimos tipos de baile.: moderno, clásico, contemporáneo, en pareja, regional, de salón, social…  etc. etc.

Cuando el baile se convierte en algo más que una afición, se puede comenzar a plantear el mismo como una herramienta deportiva. Sí, umn DEPORTE en mayúsculas, y hasta para competir. El Baile Deportivo es una actividad física con unas características que lo hacen singular, ya que está dotado de unas peculiares características plásticas y estéticas, lo que explica su seguimiento por millones de televidentes en todo el mundo. (Realmente es un espectáculo maravilloso).

En la práctica en pareja, propone la igualdad al 100% entre ambos sexos. Los atletas masculinos y femeninos compiten frente a otros de manera simultánea y en la misma pista de competición. Presenta una cierta similitud con el patinaje sobre hielo, deporte de invierno de gran tradición y difusión a nivel mundial.

Pero volviendo al aspecto físico del mismo, vamos a ver algunos aspectos positivos tanto físicos, como psicológicos y hasta sociales en los que incide el Baile deportivo y de competición. Veamos:

En cuanto a los efectos físicos:

Bailar, (como toda actividad física) aumenta el rendimiento del organismo en general, mejorando la perfusión tisular y, por tanto, la aportación de oxígeno y nutrientes a los tejidos.

Regula la presión arterial y mejora el sistema Cardiovascular y Respiratorio (mejorándolos)

Evita el sedentarismo, previniendo el sobrepeso y en grado superior, la obesidad. (260-365 calorías / hora).

Favorece la movilización de las grasas (y modela el cuerpo)

Aumenta el drenaje de líquidos y la eliminación de toxinas (Sudoración).

Reducción de los niveles de colesterol en sangre (Colesterolemia).

En cuanto al aparato musculoesquelético, se mejora la presencia física, mediante el trabajo de la corrección postural y la alineación corporal.

Se trabaja el equilibrio, la agilidad y la coordinación de movimientos. Mejora de los reflejos.

Se fortalecen los grupos musculares y se aumenta la elasticidad de ligamentos y tendones. Como consecuencia se incrementa la flexibilidad, la fuerza y su resistencia.

Se estimula el recambio óseo, con un efecto preventivo frente a los dolores articulares y la osteoporosis. Aumentando la calidad de vida (ideal para personas con problemas o mayores)

En cuanto a sus efectos Psicológicos:

Genera un proceso de autoconocimiento que lleva a un aumento de la autoestima y la comprensión, aceptación y valoración del propio cuerpo y del propio ser. Incrementa la confianza en uno mismo y la claridad de pensamiento.

Fomenta la creatividad y la expresión de la personalidad de cada individuo, ayudando a su disciplina y autocontrol

Desarrolla la sensibilidad, la expresión corporal, la coordinación, la memoria visual, el oído musical y el sentido del ritmo.

Con el simbolismo del movimiento del cuerpo podemos expresar emociones, afectos y sentimientos.

Estimula la memoria, la concentración y la capacidad de respuesta física a estímulos y órdenes cerebrales. (Es una manera de meditar activamente)

La liberación de endorfinas produce una sensación de placer y bienestar. Canaliza la adrenalina y permite liberar tensiones.

En cuanto a sus efectos socioeducativos, además de desarrollar la cultura musical:

Permite vencer la timidez y otros problemas de socialización. Mejora la capacidad de seducción y la posibilidad de compartir una misma afición con otras personas

Se lleva a cabo en un contexto de relaciones sociales y esto ayuda a combatir la soledad y evitar la tendencia al aislamiento voluntario (sobre todo en la juventud y/o en la tercera edad).

Utilidad como instrumento pedagógico en el desarrollo de determinadas aptitudes (expresión corporal, oído musical, …).

Hay tantos y tantos bailes para elegir que, si os ponéis en marcha, seguro que encontraréis el estilo que mejor se adapte a vosotros. Vals Vienés, Vals Inglés, Tango, Foxtrot, Rumba-Bolero, Samba, Pasodoble, swing, rock, Jive, Quickstep, Cha cha cha, … por no hablar de los bailes modernos como la Bachata, capoeira o dance.

Después de todo lo que hemos comentado en este post, no os apetece salir a la pista y ponerse a bailar? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de facebook

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.