El romero es una planta aromática muy usada desde la antigüedad para muchos tipos de problemas. Se utiliza como antiséptico, antiinflamatorio, contra el dolor ya sea de cabeza, contusión o dolores musculares (atención deportistas), para la piel, caída del cabello, … así también como para calmar el estado de ánimo y la ansiedad.

Tiene efectos relajantes muy apreciables cuando se aplica con un masaje, ya sea en aceite o en alcohol, aplicado en la espalda, hombros, brazos o piernas, siendo un remedio casero muy efectivo para dolores musculares y articulares. Suele usarse en las zonas donde se hayan producido contracturas, esguinces o torceduras, torticolis, dolores cervicales, etc.

También es efectivo para rebajar la hinchazón en golpes, contusiones y en las varices de las piernas. En estos casos puede aplicarse alcohol o aceite de romero natural, hecho por vosotros mismos. Pero eso no es todo:

Las inhalaciones del vaho del alcohol y/o aceite también sirven para combatir los dolores de cabeza o jaquecas. Además, son relajantes.

Para aquellos que seáis más perezosos o no tengáis a mano romero fresco natural para preparar el aceite o alcohol, lo podéis encontrar ya preparado en algunas farmacias o parafarmacias. Normalmente esta composición contiene 5 gramos de esencia de romero por cada 100 gramos de alcohol de 90º.

Para preparar aceite en casa tenéis que cortar un gran puñado de hojas de romero frescos y las tenéis que poner en maceración con medio litro de aceite a poder ser de oliva o alcohol de 70 grados, durante como mínimo cuatro días, aunque es preferible dejarlo reposar durante una semana en un frasco bien tapado (mejor si le da el sol). Se pueden ir estrujando las hojas de romero para aumentar sus propiedades benéficas. Una vez pasado el tiempo, se cuela y se guarda en un lugar seco y fresco y se utiliza para masajear las zonas afectadas o a tratar.

Solo hay un pero: el aceite y/o alcohol de romero está contraindicado durante el embarazo y la lactancia. A parte de esto, el romero tiene muchas propiedades tanto a uso externo como a uso interno (pero eso lo dejo para otro post). ¿Y vosotros? ¿habéis usado alguna vez el romero en alguna preparación? ¿Cuál? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

 

Besos desde mi blog!!!

 

 

 

También podéis seguirme a través de Facebook

Share