Las barberías tradicionales, como muchos otros comercios de toda la vida, han ido desapareciendo con el paso de los años, pero actualmente y gracias a la buena labor y nuevos servicios prestados desde algunos establecimientos clásicos, han tenido un resurgimiento. Además del clásico afeitado a navaja, en estos locales, especialmente dedicados para hombres, se pueden encontrar novedosos  servicios vinculados con el cuidado de la estética masculina.

Cada vez más, los hombres se preocupan por su imagen. Si a eso le añadimos la nueva tendencia de la “casual barba”, o el simple hecho de lucir una piel fantástica, más un extra de “mimos” o cuidados para el cutis, (a unos precios más que razonables), las barberías o centros de estética para hombre han encontrado un nuevo lugar en la actualidad.

Los pasos de un “ritual de afeitado tradicional” realizado por un barbero (en este caso, los consejos me los ha prestado uno de los mejores barberos en Barcelona), suelen ser los siguientes:

1.- preparación de la piel

Primero, el barbero calienta y humedece la cara del cliente, con la aplicación de una toalla caliente y húmeda (a poder ser con aceites esenciales). A continuación, se aplica un aceite de esencias naturales a la barba y se realiza un masaje facial. Finalmente, y para dejar la piel totalmente preparada para el afeitado, se enjabona la piel  con una  brocha de pelo natural, y una crema elaborada con extractos naturales.

2.- afeitado

Para el afeitado, se utiliza la navaja (colocando una hoja nueva para cada cliente) y afeita en el sentido del crecimiento del pelo. Vuelve  a enjabonar la zona y hace una segunda pasada por conseguir un apurado perfecto. Uno de los beneficios del afeitado es el de la exfoliación de la piel. Afeitando con una hoja afilada y en el sentido del crecimiento del pelo, reduce los cortes, los pelos que crecen interiormente y la irritación.

3.- tonificación

Una vez acabado el afeitado, se aplica una toalla de agua fría (a poder ser, aromatizada) para limpiar la piel y cerrar los poros. A continuación, se aplica un tónico calmante o astringente según el tipo de piel de cada cliente. De este modo se tonifica y eliminan las impurezas, a la vez que proporciona un buen acabado y una hidratación calmante. Pese a la tendencia los hombres a olvidar la tonificación, este paso es clave para proteger la piel ante las agresiones del medio ambiente y el paso de los años.

4.- hidratación

Finalmente, el barbero hidrata y protege la piel de cada cliente, con aloe y antioxidantes que proporcionan el masaje de afeitado que aplican.  Para acabar el afeitado, se aplica una loción hidratante, ya que es importante mantener la piel suave y protegida ante los agentes ambientales exteriores y la polución.

Si queréis ver este “ritual completo” en video (está en inglés, pero se siguen muy bien los pasos):

La semana próxima, en el centro Man Estetica y la Barbería de Gracia, ambos en Barcelona, se realizarán una serie de “demostraciones” del ritual del afeitado tradicional…. Os animo a visitar su facebook  manpersonalcare o su página web, para ver las fechas y horas disponibles.

Para los que estéis en Madrid, otra de las barberías tradicionales que  no podéis dejar de visitar es la barbería del  quince de cuchilleros .

¿Creeis que la tradición de las barberías y centros de estética para hombres es solamente una moda? ¿O bien resurgirán cada vez más en el futuro? ¿Conocéis alguna barbería de barrio que os gustaría recomendar? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog o en el Foro de Hola.com

Besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share