Richard  Feynman (Premio Nobel de Física) fue el primero que hizo referencia a la “nanociencia”  y nanotecnología en el Instituto Tecnológico de California (el 29 de diciembre de 1959),  mediante un discurso titulado “En el fondo hay espacio de sobra“.

Representación o dibujo de un nanosoma

A pesar de ello, la nanotecnología es una técnica relativamente nueva, y todavía poco conocida, pero utilizada en diversos campos o ciencias para prometer beneficios de todo tipo:

Química

Bioquímica

Biología molecular

Física

Electrónica

Informática

Matemáticas

Medicina

¿Pero? ¿Qué es la nanotecnología? La nanotecnología es la manipulación de la materia a escala atómica y molecular para producir nuevas estructuras, dispositivos y materiales con dimensiones de nanopartículas (o nanoingredientes).  Para que os hagáis una idea, un nanómetro (la medida usada en la nanotecnología) es la mil millonésima parte de un metro. ¿Diminuto, verdad? Como curiosidad, el concepto NAN proviene del latín Nanus (diminuto).

Los nanosomas surgieron como modelos para el estudio de membranas biológicas de la célula:

liposomas o vesículas cilindrícas

Los nanosomas (o liposomas de tamaño nano) son vesículas diminutas, de composición idéntica a las células del organismo (fosfolípidos), que permiten encapsular y transportar los principios activos  de la forma más selectiva posible actuando sobre la raíz del problema, y sin que éstos se oxiden ni se degraden hasta el momento de su liberación, aumentando sus niveles de penetración y difusión en la piel.  Esto permite que se pueda utiliar menos cantidad de activo, disminuyendo los efectos adversos no deseados (sin irritaciones en la piel).

¿Increíble? ¿Verdad? Pues sí, eso parece.  La nanocosmética pone al alcance de la piel, los principios encapsulados en nanosomas para una penetración más rápida  hacia las capas inferiores y más profundas de la piel,  actuando sobre la raíz del problema.

¿Pero? ¿Qué activos se  “liposoman”? Podemos “liposomar” aquellos activos que queremos que profundicen en la piel. Algunos de los más conocidos son:

Liposoma en tamaño nano

Vitaminas A, C y E

Resveratrol

Ácido hialurónico (de bajo peso molecular)

Ácido salicílico, glicólico, mandélico

Silicio orgánico

/…/

La estructura de los nanosomas (o liposomas nano) es la misma que la de las células naturales. Esto les otorga las siguientes ventajas:

Mejor absorción, penetración y difusión de los principios activos del producto.

Acción en profundidad gracias a su tamaño nano (penetrando en profundidad).

Alta eficacia-buena tolerancia. No existe riesgo de reacción alérgica porque son “presentados” a las células  como una estructura análoga a ellas (bio- compatibles).

Si os digo la verdad, descubrí la “nanotecnología” en cosmética, gracias a mi afán de bucear por Internet y a C-VIT LIPOSOMAL SERUM de Sesderma.

Entre sus componentes se encuentran liposomas (todos ellos en tamaño nano) de vitamina C de Acido Hialurónico, Pantenol y extracto de morera.

Este serum está indicado entre otras cosas en los tratamientos despigmentantes (por eso lo estoy usando), aportando luminosidad y un tono uniforme a la piel. Tiene una acción antioxidante, hidratante y antiarrugas. Su precio es de 23 euros aproximadamente y se puede encontrar en farmacias.

¿Y vosotros? ¿Habíais oído hablar de  la nanocosmética? ¿Qué os parece? ¿La habéis probado? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog o en el Foro de Hola.com

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Fuente: www.sesderma.com

Share