Habituales de la cocina japonesa, las verduras del mar, o las cada vez más populares algas, van ganado más adeptos dentro de la dieta occidental (a parte de las personas que sigan dietas macrobióticas, vegetarianas o similar), ya sea en ensaladas, sopas o como parte de los batidos detox o smothies depurativos.

Son muy nutritivas, (ricas en aminoácidos, vitaminas y minerales), antioxidantes (entre los que cabe destacar la clorofila) y depurativas, por lo que son un excelente complemento en las dietas para adelgazar.

Si se saben preparar bien, las algas son un alimento realmente delicioso. La cocina con algas ofrece una gran variedad de platos que van desde aperitivos, ensaladas o hasta en los postres.

Algunas de las algas más populares y usadas en la cocina macrobiótica y/o japonesa son las siguientes:

Nori: rica en proteínas y pro-vitamina A, combina bien con alimentos fritos. Es una alga de fácil preparación y versátil en la cocina. Es indispensable en platos típicos japoneses, como el sushi y las bolas de arroz, en donde se utiliza, troceada y prensada en láminas. 

Ito Wakame: Limpia y fortalece la sangre. Rica en proteínas de alta digestibilidad y minerales como, calcio, magnesio, fósforo y yodo, además de contener fibra. Utilizada con la sopa de miso, y en algunas ensaladas japonesas. Antes de utilizarla la pondremos en remojo 15 minutos, trocear y hervir de 15 a 20 minutos.

 

Nishime Kombu : Aporta yodo, potasio, da sabor a los platos, los ablanda y endulza. Ayuda a eliminar el colesterol. Rica en fibra. Para utilizarla debemos dejar en remojo 5 ó 10 minutos y hervir de 15 a 20 minutos. Ideal para cocer con legumbres y cereales. Es la única alga que no se debe comer nunca cruda.

 

Hiziki: Se distingue por su sabor característico. Es muy rica en provitamina A y tiene un elevadísimo contenido en hierro y calcio (14 veces más calcio que la leche de vaca). Recomendada para los niños y madres gestantes. Antes de cocinarla poner en remojo con agua fría de 15 a 20 minutos, aclarar y cocer 20 min. Está deliciosa salteada con vegetales, tofu ó seitán, ó añadida a las ensaladas.

 

Arame: Tiene un sabor suave, delicado y una textura blanda. Es rica en calcio, fósforo, yodo y otros minerales y en vitaminas A, B1 y B2. Antes de cocinar, se remoja en agua fría de 8 a 10 minutos, y luego se escurre. Está deliciosa salteada con cebolla, zanahorias o tofu, hervida o simplemente remojada y añadida a las ensaladas.

 

Agar-agar : A pesar de no ser verdaderamente una alga, se la puede considerar dentro del grupo. Muy usada en las ensaladas japonesas y orientales en general. ¿Quién no ha comido alguna vez una Ensalada china con unas tiritas transparentes que no saben a nada? Pues eso es el agar-agar, una gelatina suave y nutritiva, rica en minerales (sodio, calcio, fósforo, hierro y yodo) y rica en fibra soluble que ayuda a mejorar el tránsito intestinal, regulando el estreñimiento.

El agar-agar suele usarse como complemento en las dietas de adelgazar, por su poder saciante y su bajo aporte en calorías.

También puede ser utilizada como gelatina natural o espesante. Para hacer gelatina, hervir a fuego lento removiendo hasta que esté disuelto 8 cucharadas de agar-agar por medio litro de líquido. Excelente para realizar, postres, compotas, mermeladas, flanes, mezclando el líquido ya hervido con los ingredientes deseados.

Espirulina: Es un alga unicelular que crece y se multiplica en aguas naturales de medio alcalino. El nombre de espirulina se deriva del latín de la palabra “espiral o helix”, que se refiere a su configuración física.

Contiene 65 a 70% de proteína vegetal, con todos los aminoácidos esenciales en perfecto equilibrio y solo un 7% de grasa. La espirulina tiene una alta concentración de betacarotenos, diez veces mayor que las zanahorias. Es el único alimento aparte de la leche materna que contiene ácido gamma linolénico (GLA).

Faltaría por nombrar otras algas como el espagueti de mar (las de origen de Galicia son exquisitas), el dulse, la halaría, el Kemp, y dentro de las unicelulares, la chlorela o la AFA, pero si os parece, lo dejo para otro post…

¿Y vosotros? ¿Utilizáis algún tipo de algas para cocinar, en vuestros platos o ensaladas? ¿Cuáles? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

Share