Desgraciadamente, en la actualidad, se sabe que 1 de cada 20 personas sufrirá cáncer de colon o recto a lo largo de su vida. Es uno de los cánceres más frecuentes en ambos sexos y por ello genera mucho interés en la población tanto en su tratamiento como en su prevención. ¿Pero cómo? ¿Se lleva en los genes? ¿Comer carne o comida procesada puede ser peligrosa? ¿La aspirina es una panacea para este tipo de cáncer? ¿Fumar no influye en este tipo de cáncer? ¿O sí?

Estas y muchas otras preguntas llegan habitualmente a mi consulta de nutrición.  Os adelanto que por internet corren muchos mitos sobre este tipo de cáncer.  Comencemos respondiendo a la última pregunta planteada en este post.  Según diversos estudios, el tabaco multiplica sus posibilidades de desarrollar cáncer de colon, así como de muchos otros órganos como páncreas, pulmón, vejiga, etc.  O sea que fumar, mejor: dejarlo. Ya no solo para la salud de los pulmones, sino para la salud y prevención de todo tipo de cánceres. Fumar ata y mata. Como decía uno de los slogans de una campaña para dejar de fumar (cáncer de pulmón) de aecc.

Pero volviendo al tema principal: la información que se ofrece en algunas fuentes de Internet sobre la prevención del cáncer de colon, no suele tener todo el rigor que requieren los temas médicos. Informarse a través de revistas de divulgación o de sitios de Internet no profesionales puede dar lugar a mal interpretaciones de los hechos prácticos respecto a esta enfermedad.

La prevención del cáncer de colon es controvertida. Por ello, el Dr. Borja Villanueva del equipo del Instituto Quirúrgico Lacy nos explica algunos mitos y realidades sobre esta patología. Veamos:

¿Es​ ​una​ ​enfermedad​ ​hereditaria?

“El factor genético es el más importante en el cáncer de colon” explica el Dr. Villanueva. Si una persona tiene en su familia tiene parientes directos (abuelos, padres, hermanos o hijos) que han padecido la enfermedad es de vital importancia que informe de esto a su especialista y que conste en su historial médico. Los cánceres de colon tienen en su mayoría un componente de alteración genética que hace a ciertas familias más propensas a padecerlo. Además, tener familiares con cáncer de colon a edades tempranas, menos de 60 años, implica unas necesidades de seguimiento diferentes a la gente que no los tiene.

¿La​ ​carne​ ​procesada​ ​puede​ ​producir​ ​cáncer​ ​de​ ​colon?

Si, está demostrado que el consumo de carne procesada se relaciona con un aumento de la aparición del cáncer de colon, pero la diferencia entre comer carne menos de una vez al mes y comer carne cada día de la semana durante 10 años, supone solo un 0.4% más de posibilidades de desarrollar un cáncer. El doctor Villanueva aclara “no consumir carne no protege a efectos reales de desarrollar cáncer de colon y puede acarrear otro tipo de problemas como deficiencias vitamínicas o minerales”.

A su vez la obesidad, la inactividad física y la Diabetes tipo II son otros factores de riesgo asociados al cáncer colorrectal por lo que se ha de insistir en mantener una dieta equilibrada y una actividad física adecuada.

¿La​ ​aspirina​ ​protege​ ​del​ ​desarrollo​ ​de​ ​cáncer​ ​de​ ​colon?

La dosis necesaria demostrada para proteger del desarrollo del cáncer de colon es tan elevada que le pone en riesgo de sufrir otras patologías como pueden ser los derrames cerebrales. No se ha demostrado este efecto protector con las dosis habituales, más bajas. Según recalca el Dr. Villanueva  “No existe evidencia científica determinante de que haya medicación, hierba o ungüento que proteja del cáncer de colon”.

¿Cuál​ ​es​ ​la​ ​prevención​ ​real​ ​del​ ​cáncer​ ​de​ ​colon?

Actualmente, a partir de los 50 años si no tiene antecedentes en la familia, se recomienda que anualmente cualquier persona se realice un estudio de sangre en heces. Hay que tener en cuenta que en caso de ser positivo dicho estudio no significa que se tenga cáncer.

El estudio positivo detecta sobre todo sangrados por patología hemorroidal y pólipos intestinales además de cáncer. Si la prueba resulta positiva será necesaria la realización de una colonoscopia y una consulte con un especialista, aunque exista una patología hemorroidal evidente. Si el sangrado se detecta antes de los 50 años es imprescindible ser valorado por un médico lo antes posible.

¿Qué​ ​hacer​ ​si​ ​se​ ​tiene​ ​cáncer​ ​de​ ​colon?

En caso de que a una persona o a un familiar le hayan diagnosticado cáncer de colon lo primero que debe hacer es solicitar la información a su especialista. Cada caso de cáncer colorrectal es diferente, se necesitan años de formación para su adecuado manejo y tratamiento. Estos se actualizan de manera continuada y deben ser valorados en común por un equipo compuesto por múltiples especialistas. Esta información no se obtiene en ninguna página web sino del médico especialista.

No existe una solución única para todos los casos y hay desconocimiento en cuanto a su tratamiento por parte de la comunidad médica no dedicada a esta patología en concreto. El Dr. Villanueva recomienda que “hay que ponerse en contacto con un cirujano colorrectal de confianza y en caso de dudas soliciten una segunda opinión por otro cirujano especializado en cirugía colorrectal”.

¿Se​ ​puede​ ​curar​ ​el​ ​cáncer​ ​de​ ​colon?

“Sí, el cáncer de colon tiene (en la mayoría de los casos) posibilidades de curarse por completo” informa el Dr. Villanueva. Cuanto antes sea detectado mayor es la posibilidad de una curación. De ahí la importancia de las campañas de detección precoz que se llevan a cabo en la sanidad pública de nuestro país. Incluso en los casos más avanzados de cáncer colorrectal, en los que por desgracia no sea posible una curación completa, existen tratamientos paliativos tanto quirúrgicos como oncológicos que pueden permitirnos controlar la enfermedad durante años.

Espero que esta información os sea de utilidad!  Recordad llevar un estilo de vida saludable, en el que se incluyan alimentos frescos (verduras y frutas) de calidad y temporada, aceite de oliva virgen de primera prensada en frío, legumbres, y otros alimentos de la dieta mediterránea, así como practicar asiduamente, algo de ejercicio físico y meditación. Mens sana in corpore sano.

Besos desde mi blog!

Share